• (+34) 621062643

Miedo a los petardos: 7 consejos para calmar a tu Perro

Estás aquí:
< Volver

Pocos animales son amigos de los grandes estruendos, pero si algo aterroriza especialmente a los perros son los ruidos fuertes y repentinos, como es el caso de los truenos de una tormenta o, peor todavía, los fuegos artificiales. Las fiestas que en todo el país se celebran con la pirotecnia como complemento suponen para algunas mascotas auténticos episodios de estrés que pueden terminar en accidentes o auténticas situaciones de peligro. Un perro que escucha explosiones de forma repetida no comprende qué está pasando, además su sentido del oído es mucho más agudo, por lo cual llega a experimentar un grado de ansiedad cuyo primer impulso es huir. Esto supone importantes riesgos por atropello, pérdida, golpes varios, o incluso colapsos en su organismo.

Si tu pequeño lo pasa muy mal con el ruido de los petardos, hoy te dejo aquí algunas recomendaciones para ayudarle a pasar el mal trago.

Como en casa en ningún sitio

Lo mejor es evitar salir a la calle, donde no solo el sonido es más fuerte sino que los riesgos se multiplican. Si se trata de una fiesta de larga duración, salid a las horas de menos actividad o hacedlo por zonas alejadas al ajetreo festivo. Y con collares y arnés que le aseguren que no se va a escapar.
Un ejemplo de los arnés seguros por menos de 20€ pulsando aquí.

Bloquea las entradas de mayor ruido

Baja las persianas y cierra las cortinas, no solo para aislar el interior de los sonidos exteriores sino para crear un ambiente de iluminación moderada que resulte tranquilo. Puedes encender alguna lámpara de luz tenue o incluso, si el perro está acostumbrado, dejarle un espacio a oscuras (aunque esto depende mucho del animal, ya que mientras algunos pueden acostumbrarse y dormir, otros están más agitados si no ven luz).

Eclipsa el estruendo

Una buena idea es disfrazar los ruidos que puedan entrar de la calle creando sonidos en la casa. El método más sencillo y recomendable es poner música relajada, la música clásica o chill out puede crear en tu perro el mismo efecto que en ti. También puedes optar por encender la televisión o la radio, pero conviene que escojas programaciós igualmente calmada.

Contagia tranquilidad a tu amigo

Los perros tienen un gran sentido de la empatía y no sólo detectan nuestras emociones y estados de ánimo, sino que la adoptan. Si tu muestras una actitud nerviosa o brusca, ellos se muestran igual de inestables. Por eso es importante no sólo actuar de manera calmada, en movimientos, gestos y tono de voz, sino también evitar un comportamiento inusual como estar constantemente hablándole o acariciándole, pues el animal notará igualmente la situación inusual, y puede causar el efecto contrario: ponerlo en alerta.

Controla los horarios

Además de tener en cuenta la hora u horas en que tiene lugar la pirotecnia para evitar la calle, también es importante para organizar las actividades previas. Una buena idea es aprovechar esos momentos para dar largos paseos e incluso hacer ejercicio con tu can, de ese modo una vez de vuelta en casa estará más relajado e incluso cansado, y bajará la guardia de cara a la hora de los ruidos. También es una buena idea dedicar ese tiempo para mimar especialmente a tu perro, con masajes, cepillados o juegos que lo mantengan entretenido y a gusto.

Crea su refugio

Normalmente los perros tienden a buscar su propio escondite si estos momentos ruidosos les pillan en casa. Cualquier rincón alejado del jaleo puede servir de protección, pero lo mejor es que le ayudemos a crear una zona propia de refugio, especialmente si se trata de una fiesta que dure varios días seguidos. Para fabricar su zona libre de ruidos hay que seguir 3 pasos: escoger la habitación de la casa más lejana al exterior, montarle un espacio de descanso si es posible cubierto (transportín, cajón, etc) y con mantas u otros materiales aislantes, y acostumbrarle a la zona algunos días antes y dejar que aprenda a buscarla como lugar de seguridad, no forzarlo ni encerrarlo. Es muy importante que no se sienta encerrado, sino que pueda ir y venir cuando quiera.
Un buen ejemplo es este tipo de casetas de interior.(Pulsa aquí)

Soluciones naturales

Todos los consejos anteriores se pueden reforzar con productos orgánicos como Adaptil. Se trata de compuesto natural a base de Feromona Apaciguante Canina (D. A. P.), una sustancia que las perras emiten tras el parto para relajar a sus crías. No contiene ningún tipo de sedante ni tranquilizante artificial, sino que reproduce las propiedades de las feromonas caninas, por lo que es el complemento más natural con el que puedes relajar a tu mascota. Adaptil está disponible tanto en difusor, que se conecta a la corriente y emite la fragancia, como en spray para rociar desde su zona de descanso hasta sus juguetes y complementos. Este artículo, de la casa VACE, no necesita de receta veterinaria y se puede adquirir pulsando aquí.

Si tu perro es muy miedoso y tienes algún consejo más que aquí no he comentado y le ayuda a superar el estrés, déjamelo en los comentarios.

Fuente: Maskokotas.com

¿Nos ayudas a ayudar más?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies