• (+34) 621062643

Gato araña sofá. ¿Como enseñar a mi gato a no arañar el sofá y los muebles?

Estás aquí:
< Volver

Gato araña sofá. ¿Como enseñar a mi gato a no arañar el sofá y los muebles? Atento a este post. Te damos 7 consejos infalibles para enseñar a  tu gato a respetar los muebles de tu casa, tu sofá y la tapicería de tu silla favorita! Como evitar que tu gato arañe el sofá :

GATO ARAÑA SOFÁ – ¿POR QUÉ LOS GATOS ARAÑAN LOS MUEBLES?

Los gatos tienen uñas retráctiles, que quedan escondidas o enfundadas mientras no se usan. Estas uñas crecen formadas por varias capas y son vitales para los gatos ya que les ayudan a trepar, defenderse y por supuesto a cazar. Las uñas son una de las herramientas más versátiles e importantes que tienen los gatos, y como es lógico ellos quieren cuidarlas y mantenerlas en buen estado para que siempre estén listas para la acción cuando se las necesite!.

¿Qué hacen los gatos en la naturaleza? Buscan de manera natural objetos que arañar en los que poder afilar sus uñas. Normalmente será el tronco de un árbol o cualquier otra superficie vertical y rugosa.  Por eso, los gatos rascan sus uñas. Digamos que arañar cosas es parte de una buena «higiene y puesta a punto» de las garras de tu minino, es como su «manicura» natural. Y ya sabeis como son los gatos con la higiene y los cuidados personales, dedican horas cada día a acicalarse!!

Consejos: como evitar que tu gato arañe los muebles y el sofá:

Antes de mencionar los trucos y consejos para evitar que un gato arañe muebles y sofá, hay que ser realista. Si convives con un gato o un perro, tu casa no va a ser al 100% tal como era antes de la llegada de una mascota (siempre habrá algun pelo por ahí, algún pequeño desperfecto, tendrás que limpiar tu casa más a menudo, etc).

Sí, todo en la vida tiene un precio y convivir con un amigo de 4 patas hace que tengas que tener una actitud un poco «relajada» respecto a algunas cosas. Disfrutar de su amor y cariño cada día, exige un poco de esfuerzo por nuestra parte, tanto para educarlos y tener una buena convivencia con ellos, como para saber cuando «aflojar» y aceptar los pequeños inconvenientes que pueden suponernos. Una vez dicho esto, y es que no vamos a poder evitar en el cien por cien de las ocasiones que el gato arañe los muebles y puede que de vez en cuando lo siga haciendo, veamos 7 consejos para minimizar y reducir los arañazos y daños a nuestro sofá en el día a día:

1. proporciónale un rascador:

Hemos dicho que el gato en la naturaleza buscaría por si mismo objetos en los que afilar y «cuidar» sus uñas y como dentro de tu casa no crecen árboles, tendrás que comprar o construir a tu gato un rascador artificial. Debe poseer una superficie rugosa que tu gato pueda arañar y además ser estable (es decir, que no se mueva). A los gatos les crean inseguridad los rascadores que se mueven mucho.

No esperes a que tu gato sea adulto para darle un rascador, hazlo desde que él sea cachorro y así estarás creando un buen hábito en él. En el mercado existen juguetes con partes rugosas y rascadores pequeños especiales para gatitos. Es más fácil crear un buen hábito desde el principio, en el momento en que tu gato llegue a casa, en lugar de esperar a que desarrolle malas costumbres y luego tener que «reeducarlo» más adelante.

2. observa sus gustos y preferencias de rascado

Si quieres que tu gato simplemente adore su rascador, no elijas uno cualquiera sino fíjate antes en cuales son sus costumbres de rascado en casa. Por ejemplo, hay gatos que prefieren afilar sus uñas en superficies horizontales, otros eligen siempre superficies verticales (como las patas de un sofá).

A algunos gatos les gusta usar cartón para afilarse, pero puede que a tu gato le encantaen otros materiales. Así que tu tarea será observarlo para poder conocer mejor sus gustos y adaptarte a ellos en la medida de lo posible.

3. diles «no» en voz alta cuando los pilles in fraganti.

En otros posts hemos comentado lo inútil que resulta asustar y castigar a un gato, porque esto solo hace que su desconfianza hacia nosotros aumente. No obstante, esto no significa que no haya que reñirle nunca o haya que dejarle hacer siempre lo que quiera. Aplicado a este caso, lo que haremos es:

  • Cuando le pillemos in fraganti (es decir, justo cuando araña el sofá) debemos decir en voz alta «NO!». También puedes dar una palmada a la vez.
  • Retira al gato del sofá y llévalo a su rascador.
4. cubre tus muebles con sábanas:

Cubre con sábanas viejas los muebles y zonas de tu casa que tu gato tenga la costumbre de arañar. Si él es más persistente en el sofá y unas sillas del salón, por ejemplo, pues esos son los lugares que deberás proteger mientras dura el proceso de «educar» a tu gato a no arañar muebles.

Las sábana tienen un tacto suave, y por suerte a los gatos no les hace tanta ilusión arañar sábanas como arañar tapicerías de sofá. ¿Cuanto tiempo deberá estar cubierto el sofá? No hay un tiempo establecido, sino lo necesario hasta que tu gatito o gato desarrolle el hábito de usar el rascador y no los muebles (puede ser un mes, dos meses, o lo que tu gato necesite). Lo confieso, yo tengo los sofás tapados con sábanas ya de manera permanente en mi casa y la verdad me funciona. Los gatos se tumban o pasan un rato relajándose en el sofá, pero no lo arañan. Después simplemente se van a otra parte…sin causar bajas textiles.

5. dales su propio espacio para trepar, rascar y hacer «trastadas» gatunas:

Si, los gatos tienen un alma malévola en su interior, que les lleva a hacer travesuras y locurillas a ciertas horas del día. Si en tu casa ellos tienen un espacio de juegos «definido» irán allí cuando quieran un poco de momimiento. Ese espacio puede ser una habitación, o su rincón favorito, donde coloques rascadores, juguetes, sitios para trepar, o una torre para gatos por ejemplo. Al tener un sitio específico o «de su propiedad», es más fácil que lo utilicen para sus juegos salvajes, en lugar de usar tu sofá.

6. usa catnip o hierba gatera para indicar a tu gato cual es su lugar «de rascado»:

La hierba gatera o catnip se comercializa como planta seca o como extracto en spray. Se utiliza para rociarla sobre y objeto e interesar a un gato en él. Puedes espolvorearla por el rascador o la torre-rascador de tu gato, para indicarle que utilice esos objetos, y no tu sofá. Si aún no conoces esta planta, aquí puedes leer qué es el catnip.

7. corta las uñas de tu gato con regularidad.

Está claro, que cuanto más largas y afiladas tenga las uñas, mayores destrozos hará tu gato si araña tus muebles o la tapicería del sofá. Las uñas de los gatos cuando van creciendo se curvan hacia adentro como un gancho afilado y así es como sacan los puntos de los sofás. Eso tiene fácil solución, y es una manicura gatuna cada dos semanas por lo menos.


Todos estos consejos te ayudarán a ir creando en tu gato el hábito de usar su rascador y no tus muebles para afilarse las  uñas. Ahora solo necesitas ponerlos en práctica, ser constante y tener un poco de paciencia mientras tu gato capta el mensaje. Trata a tus gatos con amor, respeto y dales seguridad, y así educarlos te será más sencillo porque ya te habrás ganado su confianza. Suerte con tu sofá! 

Gato araña sofá como evitarlo. -¿Te ha resultado útil este post? Compártelo en tus redes sociales, y no olvides contarnos tus experiencias, trucos o dudas, más abajo en los comentarios! 

Fuente: petdarling.com

¿Nos ayudas a ayudar más?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies